Vida Diaria de los Mentores WBL

¿En qué consiste ser Mentor?

El Mentor/a tiene la tarea específica de guiar a los empleados con menos experiencia dentro del contexto de trabajo y establecer relaciones fuertes y de confianza con los distintos individuos implicados. Se observará cómo interactúa un mentor/a con los distintos actores implicados en las distintas fases del proceso de mentoring. Esto incluye las relaciones e interacciones con las personas tuteladas, empresarios y cualquier actor del proceso de mentoring.

El Mentor en el lugar de trabajo es responsable de moldear a los individuos para ser profesionales en continuo desarrollo. Es un punto de referencia y el miembro del equipo de una empresa al que las personas tuteladas acuden en busca de orientación y apoyo en su crecimiento y desarrollo a lo largo de su itinerario profesional. Un Mentor/a es la fuente de apoyo y aprendizaje en el día a día.

 

Planificación y Preparación diarias

El Mentor/a debe conocer a quién van a tutelar y cuáles son los objetivos de la empresa y los individuos que recibirán el mentoring. Así, el mentor deberá dedicar tiempo a investigar los objetivos y los métodos y prácticas de mentoring a través de los cuales estos individuos lograrán finalmente los objetivos establecidos. Los mentores deben identificar las distintas prácticas y seleccionar las prácticas que funcionarán mejor y son las más adecuadas.

Esta información es crucial para la planificación de las sesiones de mentoring, especialmente para identificar y seleccionar las mejores prácticas para fortalecer el desempeño profesional de las personas tuteladas y guiarlas en su mejora inmediata y su desarrollo profesional a largo plazo.

 

Mentoring a Diario – Interacciones y Relaciones

El Mentor implanta el plan diseñado para su/s persona/s tutelada/s. En la implantación del plan, la comunicación es clave durante todas las fases del proceso de mentoring y es la principal herramienta con la que trabaja el mentor a diario. Sea en forma escrita, en una discusión, una demostración, el Mentor deberá mantener una comunicación en doble sentido en la que tanto el Mentor/a como el Tutelado/a puedan discutir, ofrecer sus aportaciones y escucharse mutuamente.

El Mentor/a debe construir relaciones de confianza con las personas tuteladas y fomentar un sentimiento de pertenencia y colaboración. Un Tutelado/a aprende de un Mentor/a y viceversa. El mentor/a también anima a sus personas tuteladas a participar activamente en sus sesiones y hacer un seguimiento de cada sesión trabajando sobre las fortalezas y/o debilidades y proceder con cualquier acción identificada para su mejora profesional continua.

El mentor también se comunica y construye relaciones de confianza con las empresas y los empresarios que nombran y/o emplean al Mentor. Los empresarios/as son normalmente quienes establecen los objetivos. En definitiva, el Mentor ofrece un servicio al Empresario orientando a sus empleados en el logro de sus objetivos. Por ello, a los Empleadores les interesa recibir actualizaciones del Mentor con respecto al progreso de sus empleados.

 

Retos Diarios de los Mentores/as

Los retos son una parte de la vida diaria de cualquier lugar de trabajo y dentro del papel de cualquier mentor se pueden identificar numerosos retos, que provienen de la naturaleza del papel. El mentor trata con distintas personas en la organización, agentes externos, como los Proveedores de EFP, sus propios problemas personales y problemas que puede tener que afrontar el Tutelado/a. Es esencial que el Mentor mantenga el foco y trate con problemas y retos a través de una priorización eficaz, mientras mantiene una visión positiva. El Mentor no puede perder la motivación debido a tales retos, ya que la desmotivación seguramente será percibida por el Tutelado/a, lo que podría impactar de manera negativa en el desempeño del Tutelado/a.

 

Evaluación y Mejora Continua

Un Mentor también debe evaluar el mentoring ofrecido. No todas las sesiones se pueden desarrollar según lo planeado y los Mentores pueden enfrentarse al reto de continuar improvisando en respuesta a cualquier desarrollo que pueda surgir durante el curso de la carrera de un empresario. Es responsabilidad del Mentor/a desarrollar sus estrategias de mentoring y ser relevante para aquellos que deseen desarrollarse. Así, también es responsabilidad del mentor/a tener tiempo para asistir y seguir cualquier seminario con relación a desarrollos en Mentoring, y también dedicar un tiempo con otros mentores para discutir y compartir cualquier práctica y situación con las que se han encontrado durante las sesiones de mentoring.

Material de Aprendizaje