Captación de Talento

Cómo la gestión del talento ayuda a las organizaciones a equiparse mejor para el futuro

Las organizaciones y empresas en todo el mundo actúan cada vez más en condiciones de constante cambio y creciente incertidumbre. Las razones de este desarrollo son complejas y diversas, pero podemos mencionar algunas: creciente competencia (global), transformación digital, social, además del cambio climático.

Las empresas deben desarrollar competencias que les permitan afrontar mejor estas dinámicas.

Parece ser cada vez más importante centrarse en fortalecer el factor humano de las organizaciones para ayudarles a ser más ágiles – reaccionar rápidamente y ser previsoras. Así cada vez es más importante identificar y contratar a las personas adecuadas, con las habilidades y competencias adecuadas y colocarlas en los puestos clave adecuados. La Captación y Gestión de Talentos parece ser la forma adecuada de abordarlo.

En primer lugar, debemos aclarar qué se entiende por el término talento. El talento en un WBL o contexto laboral se puede definir como el potencial de los individuos para contribuir de manera significativa al desempeño y éxito del negocio – este talento puede constar de distintos atributos, como las habilidades naturales, ciertos conocimientos, comportamientos, además de habilidades y competencias específicas.

La investigación moderna en gestión de talentos distingue dos enfoques diferentes: la gestión convencional de talentos únicamente se centra en los empleados de alto desempeño y trata de modificar sus negocios y procesos de RRHH para atraer, contratar, desarrollar y retener a estas personas clave.

Un enfoque de gestión integrada de talentos considera que todos los empleados/as son importantes para lograr el éxito. Todos tenemos potencial y talento que pueden ser aprovechados por la empresa en algún punto. Este enfoque trata de abordar cuestiones sobre cómo estructurar la selección de plantilla o estudiantes en prácticas (dentro y fuera de la organización) y el desarrollo de forma que se facilite la mejor adaptación. En otras palabras, que todos los empleados o estudiantes en prácticas encuentren los puestos o papeles en los que encajen mejor – donde su talento pueda aplicarse del mejor modo (von Hehn, 2016).

Ambos enfoques de la gestión de talentos requieren que las organizaciones piensen en las competencias y habilidades fundamentales para los puestos y tareas que definan como críticas para el desempeño y éxito de la empresa. Esto refleja el hecho de que el talento no es un concepto absoluto, sino algo muy individual y dependiente del contexto. Al planear introducir un proceso de gestión de talentos, es esencial empezar por desarrollar un modelo de competencias que defina claramente el talento que buscamos. Este modelo de competencias también ayudará a mantener el foco en todas las actividades relativas al WBL (ej. selección de plantilla, valoración de la plantilla, programas de desarrollo profesional, etc.).

Los esfuerzos de gestión de talentos influyen en tres importantes áreas de negocio:

  1. Cambian e influyen en la estrategia de la empresa, pero al mismo tiempo el sistema de gestión de talentos también está dirigido por los objetivos y estrategias de la empresa.
  2. Cambian la cultura y los papeles ya que afectan a la gestión, además de a las prácticas de RRHH.
  3. Por último, un sistema de gestión de talentos requiere que adapten y cambien las actividades y prácticas de RRHH.

Las acciones de gestión de talentos sólo tendrán éxito si abordan igualmente estas tres áreas– Estrategia, cultura y prácticas de RRHH.

Las Unidades de Aprendizaje 20A y 20B tratan de rellenar el hueco entre la teoría de gestión de talentos y su aplicación a la práctica WBL y el posible uso de las distintas herramientas que te ayudan a realizar valoraciones eficaces de la plantilla o crear tu propio modelo de competencias.

 

Fuentes

Cambridge Dictionary, 07.11.2019

https://dictionary.cambridge.org/de/worterbuch/englisch/talent

Svea von Hehn, 2016, Systematisches Talent Management, Schäffer-Pöschel Verlag Stuttgart